Dos pandas gigantes fallecieron producto de la infección del virus del distemper canino en el Centro de Investigación de Vida Silvestre de la provincia de Shaanxi, en China.

Un tercer animal, llamado Feng Feng, se encuentra en estado crítico producto del contagio pues ya se encuentran dañados su corazón, rinón, hígado y pulmones.

Este virus es frecuentemente fatal para los pandas, porque mata al 80% de los infectados.

A inicios de diciembre, otros dos otros pandas fallecieron por el virus. "No hay compañías o instituciones de investigación que produzcan vacunas diseñadas especialmente para pandas gigantes", explicó Jin Yipeng, el profesor asociado de la Universidad China de Agricultura.

Aunque el centro de investigación no sabe cómo ocurrieron las infecciones, se han tomado medidas para evitar que otros pandas de la región sufran los efectos del virus.