Escucha esta nota aquí

Un grupo de jóvenes de Santa Cruz se dio cita en las puertas del local "Maratulde" la noche del jueves, para festejar que las autoridades del Ministerio de Justicia apoyaran a una pareja de lesbianas que fue expulsada hace una semana del lugar.

“Como es costumbre, salimos con mi novia un fin de semana, entramos a un bar y notamos que no nos deseaban atender. Luego de una larga espera, se acerca el garzón y nos dice que por órdenes de la superiora no nos atenderían debido a la expulsión que se dio días antes por besarnos con mi novia dentro de este espacio público", indicó Claudia Arauz a "Periodista Virtual".

Arauz denunció el caso al Ministerio de Justicia. Días después la dueña y la pareja fueron llamadas para realizar una "Conciliación de Partes". Reunión que se realizó ayer jueves, en la plaza del Mechero del Plan 3000.

Allí, la dueña indicó que las chicas no sólo estaban besándose, si no estaban desvistiéndose en un espacio público.

Según el periodista ciudadano Christian Egüez, las autoridades concluyeron que el local deberá colgar un cartel donde se mencione que el Estado prohíbe y sanciona toda forma de discriminación basada en la orientación sexual, tal como indica la Constitución Política del Estado.?

Esta no es la primera vez que la dueña del local expulsa a personas por besarse en el local.  "Hace un año la señora las echó del sitio y ellas continuaron yendo a pesar de que las seguían discriminando. Luego la administradora viajó por medio año y la atención fue normal", indicó Eguez.