Escucha esta nota aquí

Rubén Tufiño está abatido, dolido, decepcionado, y no disimula su bronca ni ahorra adjetivos calificativos para Maximiliano Ortiz, el defensor que el miércoles se fue de Blooming por la puerta de atrás y sin dar la cara, como asegura el gerente deportivo de la academia cruceña.

El miércoles, antes del partido contra Sport Boys, Ortiz escribió unas líneas en su cuenta de Facebook a manera de despedida. Aseguraba que a raíz de “problemas familiares” decidió abandonar el club y al mismo tiempo anunciaba una demanda contra el club porque, supuestamente, le puso trabas a su salida.

En respuesta, también utilizando su cuenta de Facebook, este viernes Tufiño respondió duramente, pero antes aclarando que lo hacía como Rubén Tufiño y exjugador de Blooming, no como gerente deportivo que es. “Sos un tipo sucio, ventajero, malagradecido y cobarde. Guerrero de Dios, las pelotas”, comienza la ofensiva contra el defensor.

DIEZ habló este viernes con él sobre esas líneas y ratificó su sentir, incluso dijo muchas cosas más del jugador. “Este tipo no sirve para nada, ni para jabón”, manifestó. En la otra línea del teléfono se escuchaba a un irreconocible Tufiño, que durante su etapa de futbolista tuvo una intachable carrera, tranquilo, sin problemas.

La publicación de ,Tufiño en Facebook

No ahorró calificativos para describir a Ortiz como persona, no tanto como jugador. “No era mal jugador, en realidad no lo es, pero sí una mala persona”, arremetió con dureza. Del central, que tiene contrato vigente por un año más, contó que se quedó en Blooming porque en gran manera Tufiño fue uno de los que más defendió su permanencia. “Él sabe lo que yo peleé por él, no estaba en los planes. Lo defendí, lo apoyé siempre, pero me pagó mal”, dijo.

Es más, Tufiño contó que este viernes, temprano, recibió una respuesta -vía chat- de Ortiz, sin muestras de arrepentimiento. “Me dijo: 'Vos como jugador ya fuiste', y yo le respondí: 'Entrá a Wikipedia y vas a encontrar lo que fui como jugador, no como vos, cobarde, perdedor, malagradecido'”.

Lejos de la tranquilidad que se le conoce, Tufiño aseguró que este tema no está cerrado, que no acaba ahí. “Esto no ha terminado, lo mío es personal contra él, nada que ver con el club. La mano que a uno le da de comer, no se la muerde nunca”, finalizó. 

Tufiño mostró la respuesta de Ortiz, en Facebook

Las frases de Tufiño:

“Este tipo no sirve para nada, ni para jabón”

“No he dicho ni la mitad de lo que es”

“No es mal jugador, pero sí una mala persona”

“El fondo (de su salida) lo sabemos todo, es económico”

“Todo lo que él dijo (escribió en su Facebook) es mentira, es un falso”

“La mano que a uno le da de comer, no se la muerde nunca”

“Nos pidió permiso para ir a sacarse una ecografía, pero más bien se fue a preparar una demanda. En otras palabras, le dimos permiso para que vaya a preparar la demanda”

“No tengo palabras para describirlo como persona, sin palabras”

“No lo he llamado porque no quiero saber más de él”

“Si alguien se quiere ir de Blooming, lo puede hacer; nosotros no vamos a retener a un jugador a la fuerza, porque sería una manzana podrida en el plantel”

“Cuando un jugador no tiene palabra, no sirve para nada”

“A una persona falsa como él no le deseo el bien, porque yo no sé mentir. Más bien le agradezco a The Strongest por llevárselo, ya se van a dar cuenta allá la clase de persona que es. Aquí nadie lo quería”

“Esto no ha terminado ahí, esto es personal entre él y yo, no con el club”

“Estoy esperando que me responda para decirle todo lo que es, quiero que la gente sepa la clase de tipo que es”

“Él sabe lo que yo peleé por él, porque no estaba en los planes. Lo defendí, lo apoyé siempre, pero me pagó mal”

“Yo ya sabía que tenía un precontrato firmado con otro club (The Strongest), pero a mí él nunca me dijo nada”

“Durante el partido con Real Potosí se inventó una pelea con el técnico (Jeaustin Campos) para forzar su salida. Este tipo es un sucio, un cobarde”

Otra publicación de Tufiño, en Facebook