Opinión

Como dice él: “Con mentira, mentira”

El Deber Hace 12/24/2017 10:00:00 AM

Escucha esta nota aquí

¡Justo en domingo, Nochebuena Navidad! Buena fecha para hablar de paz, de armonía, de buenas relaciones, pero, como también dice él: “No puedo defraudar…”

Propicia la ocasión para hablar de la mentira, como forma de manipular a la gente y hacer política. 

Y voy a comenzar con lo último en este campo, porque recién nos sorprendieron con la noticia de que nuestro país fue elegido Destino Cultural Mundial 2017. ¡Albricias dijeron todos! Yo que no soy ‘tan todos’, porque soy muy ‘llevalacontra’, busqué y encontré que la empresa (leyó bien) que otorga tal distinción, ‘World Travel Awards’, había sido un ‘puestito’, ubicado en una estación de trenes en Londres, en un sitio compartido con muchas empresas. Su dirección física es: London, SE1 8SJ. Se puede ver (http://www.192.com/places/se/se1-8/se1-8sj/). Para hacerla corta: ¡la lista de ‘ganadores 2017’ (de lo que sea) es inmensa!; los hay por continente, por país, por categoría y no te cuento las categorías que hay, porque esto no da para chistes.

¿Cuál es el negocio de la ‘oficinita’? Venderles a los ganadores de la distinción una copa o una plaqueta en $us 666 para que la muestren y usen en publicidad. Son cientos de ganadores, o sea, es un buen negocio. Dicen que a lo mejor el de ‘ganador’ que le vendieron al país es más caro, cosa que se justifica porque, claro, estar por encima de París es ¡guau! (como dicen los muchachos). ¿Dónde se metieron los 20 millones de turistas que vinieron a Bolivia el 2017 y no los vimos?

Te cuento: la catedral de Notre Dame, la Basílica del Sagrado Corazón, el Louvre, la Torre Eiffel y el Centro Pompidou se mantienen como los cinco sitios culturales más visitados de París. Según el balance de visitas culturales de sitios y exposiciones temporales de París, como el Notre Dame y  el Sagrado Corazón, pasan de 10 millones de visitas anuales, el Museo del Louvre llega a 10 millones, es el museo más visitado del mundo. El Centro Pompidou bordea los 4 millones, la Torre Eiffel ha llegado a recibir hasta 7 millones.

Si te sirve, enterate de que en 2015 casi 14 millones visitaron una de las 87 zonas arqueológicas en México y que unos 7,3 millones asistieron a uno de los 1.121 museos del país. Por sus bienes, que son patrimonio de la humanidad, el país ocupa el sexto lugar, solo después de Italia, China, España, Alemania y Francia.

Y no quiero seguir haciendo números, porque no se trata de ‘achicopalarte’, sino de pedir seriedad a los que compran estos premios, cuando estamos ahí nomás de internet, para descubrir la mentira.

¿Seriedad y verdad? Bueno, no es tan serio ni dice la verdad quien asegura: “El pueblo me pide que siga” y ese pueblo votó (51,3%) para que el hombre no sea candidato nunca más (lo impuso el sistema judicial, tomado por el poder político). Entonces no podemos hablar de seriedad.

Y no podemos hablar de seriedad si crees que pudiste zafar con el cuento de: “Y quiero que sepan hermanas, hermanos, yo recién también empecé a investigar… soy sincero, no es que, no es que el niño ha muerto, no había habido el niño, imagínense… ¡qué mentira, hermanas y hermanos! (Extracto de un discurso del presidente Morales el 28 de octubre de 2016, publicado en Bolivia TV y repetido en medios nacionales).

No podés vanagloriarte de ‘ser el único país que elige a sus autoridades judiciales, cuando en los hechos, solo un tercio votó por los nuevos magistrados y el voto nulo se impuso con más del 60%.
No podés decir que… Ahí lo dejo… Solo sé que, “con mentira, mentira, mentira”, se construye el peor escenario de futuro.