Escucha esta nota aquí

El ministro de Gobierno, Carlos Romero, y el Comando General de la Policía Boliviana dispusieron retirar de sus cargos a todos los agentes de la Dirección de Prevención de Robo de Vehículos (Diprove) en Cochabamba, por presumir nexos con "clanes de auteros". 

"Hemos removido al cien por ciento del personal policial asignado a Diprove en Cochabamba porque hemos recibido una denuncia de Vinto que se está investigando, pero además de que en Cochabamba está concentrada la mayor cantidad de bandas destinadas al robo de vehículos", explicó la autoridad.

Explicó que muchas de las acusaciones implican a los uniformados en hechos de extorsión para la devolución de motorizados y por eso se determinó además iniciar investigaciones a cada uno de los policías que trabajaban en esa dependencia. 

"Los resultados eran insuficientes en la lucha contra este delito y eso podría tener que ver con el encubrimiento a estos criminales. Se está sometiendo a investigación a todos los anteriores funcionarios y se ha procedido a la remoción total", señaló Romero. 

Una similar medida se adoptó en 2011, cuando se descubrió en Diprove vínculos de varios policías con una red de clonadores de placas e incluso el hurto de motorizados.