Escucha esta nota aquí

Una  joven de 22 años fue derivada a dependencias de la Defensoría de la Niñez y la Adolescencia (DNA) del gobierno municipal de Oruro para ser sometida a una valoración psicológica, tras denunciar que su padre la violaba desde que tenía 12 años. 

Según la responsable de la Dirección de Igualdad de Oportunidades (DIO) del municipio, Tatiana Moroco, la denuncia fue presentada por la madre de la joven luego de advertir la existencia de mensajes de texto en el teléfono celular de la hija, cuyo contenido era enviado por su propio padre.

La mamá contó que en los mensajes el progenitor incitaba a su hija a tener relaciones sexuales. Luego de hacer indagaciones con la Policía ha llegado a establecer responsabilidades en este sujeto. 

Los padres eran divorciados

De acuerdo a las primeras indagaciones se sabe que el padre de la victima identificado como M.L.C habría incurrido en agresiones desde que la víctima tenía 12 años. Considerando que el núcleo familiar, es decir el padre y la madre se divorciaron hace varios años, la relación con la hija continuó, este se aprovechó de ello para seguirla violando, según señala la investigación. 

Por otra parte, las autoridades ven con preocupación la situación de este caso toda vez que no se presentó una denuncia contra el agresor por decisión de la víctima. El crimen se siguió investigando de oficio. 

Primero, la víctima decía que odiaba a su agresor, que no quería verlo por todo lo que le hizo estos años. Pero cuando entra en razón que la Policía ya está investigando este caso, empieza a temer por la seguridad de su progenitor e indica que no quiere que vaya a la cárcel.

La tarde de este martes el sujeto fue enviado con detención preventiva al penal de San Pedro de Oruro.