Escucha esta nota aquí

El futuro del arquero Rubén Cordano se complicó en las últimas horas. El gerente general de Blooming, Roberto Tito Paz, afirmó que el joven guardameta continuará su carrera en el club Academia, que participa en la primera de ascenso de la Asociación Cruceña de Fútbol. Es decir que de primera división pasará a la cuarta categoría del fútbol boliviano.

Paz declaró al programa radial Blooming Noticias que Cordano fue prestado a la filial de la academia cruceña (por un tema legal tiene personería jurídica propia) al no llegar a un acuerdo en el reajuste salarial que el jugador pretendía de cara a la temporada 2018. "Nos solicitó un sueldo de 5.000 dólares y una prima de 8.000. Está fuera de cualquier contexto y de cualquier realidad para un chico que recién está comenzando", afirmó el dirigente. Se conoce que el jugador no gana más de 600 dólares al mes en la actualidad. Cordano tiene contrato hasta diciembre de 2019.

El alza salarial que pretendía Cordano fue en función a la oferta que le hizo Wilstermann para tenerlo en sus filas el próximo año. "Hemos procedido a prestar al jugador al club Academia para que él con ellos negocie su contrato y si están dispuestos a pagarle o no lo que él pretende. Si no, tendrá que ver la Liga desde su casa", disparó Paz.

Cordano, de 19 años, es el tercer arquero de la selección boliviana que dirige Mauricio Soria. El buen guardameta es pretendido por varios clubes del país, aunque la más seria es la del equipo aviador. DIEZ intentó comunicarse con el jugador pero no atendió a nuestro llamado.