Escucha esta nota aquí

El ministro de Defensa, Jorge Ledezma, informó que las aguas del río Acre retornaron a su cuse normal, dejando más de 6.000 personas damnificadas. Se encararán tareas de limpieza y reconstrucción para evitar el brote de enfermedades. 

"Felizmente las aguas retornaron a su cause normal, la gente retorna poco a poco a sus viviendas y el señor vicepresidente dijo de forma clara que los barrios que están en lugares más bajos serán reubicados junto con la alcaldía y la Gobernación", aseveró la autoridad. 

Sostuvo que existen brigadas de médicos recorriendo todo el departamento de Pando para ayudar a las personas que presentan infecciones estomacales por el consumo de agua contaminada o enfermedades respiratorias. 

"Tenemos médicos, solo el ministerio de Salud envió 170 profesionales y se está trabajando en el tema de prevención de enfermedades. Son más de mil personas que llegaron a albergues y hay más de dos mil familias damnificadas, lo que hace más de 6.000 personas afectadas", informó Ledezma.