Escucha esta nota aquí

Este hecho trágico es producto de la habitual tradición de prender unas bolas de fuego en las astas de los toros que, asustados y tratando de deshacerse de las llamas, se golpeen a sí mismos moviendo bruscamente la cabeza de un lado a otro.

Los participantes miran los golpes del animal contra el suelo atrás de paredes protegidas por unos barrotes. Aunque normalmente el animal no se quema, sufre estrés al tener el fuego cerca de los ojos y no poder huir de él, por lo que muchas personas piden la prohibición de este tipo de festejos populares.

La zona de mayor actividad y tradición popular comprende las provincias de Castellón y Valencia en la Comunidad Valenciana, y la provincia de Tarragona en Cataluña.

El vídeo del momento en el que el toro muere tratando de huir del fuego fue difundido en las redes sociales y provocó la indignación de miles de usuarios ante la crueldad de la práctica.

Puedes ver las imágenes aquí:,

Un toro en Museros (Valencia) muere a los pocos segundos de ser embolado. Este hecho trágico no es anecdótico. Es habitual que los toros, asustados y tratando de deshacerse de las bolas de fuego atadas a sus astas, se golpeen a sí mismos moviendo bruscamente la cabeza de un lado a otro, contra el suelo, contra las paredes o los barrotes de protección de los participantes. Cada año mueren toros en España a causa de estos terribles impactos. La zona de mayor actividad y tradición popular comprende las provincias de Castellón y Valencia en la Comunidad Valenciana, y la provincia de Tarragona en Cataluña. ¡Únete a nuestra lucha contra los correbous! www.correbous.orgHazte socio/a de AnimaNaturalis: http://bit.ly/sociosANPosted by AnimaNaturalis España on Martes, 13 de octubre de 2015