Escucha esta nota aquí

Los atentados del 13 de noviembre en París podrían ser el principio de una campaña de ataques llevados a cabo por el Estado Islámico (EI) en los países de la coalición que combaten al grupo yihadista en Siria e Irak, estiman expertos.

Hasta ahora, la campaña de bombardeos aéreos contra las instalaciones del EI en las regiones que controla redujeron poco su potencial y no alcanzaron a sus jefes, que pudieron instalarse en zonas seguras. Los bombardeos tendrían que intensificarse para lograr debilitar seriamente al EI, agregan.

El EI "sigue llevando a cabo paralelamente su anclaje territorial y su expansión internacional", señala a la AFP Jean-Pierre Filiu, profesor del Instituto de Ciencias Políticas de París y especialista de los movimientos yihadistas. "La secuencia de atentados, Ankara (102 muertos el 10 de octubre), avión ruso en el Sinaí (224 muertos el 31 de octubre), Beirut (44 muertos el 12 de noviembre), París (129 muertos el 13 de noviembre) no es un signo de debilidad, sino todo lo contrario", sostiene el analista.