Escucha esta nota aquí

Lino P.B. y Saúl V. están aprehendidos por el robo de una caja fuerte en Santa Cruz y hoy se abstuvieron de declarar ante los fiscales que investigan el caso, en que paralelamente se indagará supuestas torturas para que confiesen el hecho. En breve contacto con la prensa, Lino, que fue capturado la tarde de ayer, reconoció que estaba tratando de escapar hacia Brasil apuntando a los medios de comunicación por destruir su imagen. Saúl V. fue aprehendido en su domicilio en la zona central.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de Los Tusequis, Israel Espinoza, señaló que el otro sindicado, Leonardo G. no fue encontrado en su domicilio y que existe una orden de aprehensión en su contra. Además, indicó que en los allanamientos se ha estado buscando más indicios de la participación de los jóvenes en el robo.

La abogada Jésica Echeverría, defensora de Blanca Mercado, la denunciante del robo, cuestionó duramente a la fiscal Noemí Arnés por haber liberado en primera instancia a los jóvenes el viernes, quienes luego, al ser citados a declarar el lunes, no se hicieron presentes a excepción de uno que se abstuvo de declarar y que fue dejado en libertad.

Asimismo cuestionó que el Ministerio Público, en lugar de indagar el robo, se centre más en las supuestas torturas a los jóvenes, y subrayó que uno de ellos, Lino P.B., estuvo internado, supuestamente afectado en su integridad física, pero luego intentó fugar a Brasil.

Policía y Fiscalía enfrentados

Mientras el fiscal Juan Pablo Sánchez señaló que la investigación del robo se está “subsanando” en cuanto a los procedimientos, la Policía, a través del director de la Felcc, Gonzalo Medina, cuestionó el accionar de la fiscal Noemí Arnés y del fiscal llegado de Sucre, Gilbert Muñoz, al considerar que se están convirtiendo en “los mejores abogados” de los investigados.