Escucha esta nota aquí

La Alcaldía de Santa Cruz propuso de forma oficial la construcción de un altar, ubicado en el Cambódromo, para recibir al papa Francisco y que sea este el lugar donde celebre la misa en suelo cruceño. Se calcula que participarán al menos dos millones de fieles en esa eucaristía.

El altar está inspirado en las iglesias misionales jesuíticas y será levantado entre el séptimo y octavo anillo del Parque Lineal Mutualista, más conocido como el Cambódromo, informó este viernes la alcaldesa municipal, Desirée Bravo.

El municipio realizó un estudio que descartó el uso de la avenida Cristo Redentor porque consideran que no alcanzará para cobijar a la cantidad de personas que llegarán hasta este lugar para escuchar la misa que celebrará el pontífice.

La iglesia católica tomará la decisión final sobre el lugar en el que será recibido el papa, aclararon autoridades municipales.

Un altar permanente

El municipio optó por construir un altar permanente y no uno removible, como sucedió en Río de Janeiro, durante la visita del papa Francisco para participar de la Jornada Mundial de la Juventud.

El altar tiene un plazo de construcción de 60 días. Lo que se quiere es que esta edificación permanezca como un símbolo y recuerdo de la visita del papa Francisco a Bolivia.

El proyecto fue elaborado por un grupo de arquitectos, entre los que se encuentra Angélica Sosa, concejala electa del municipio de Santa Cruz.

“Pedimos a la alcaldesa que no solo se haga un escenario como en Río (de Janeiro) que se desmontó e implicó muchos gastos, sino que quede como un ícono para la ciudad de Santa Cruz”, explicó Sosa.

La iglesia se inspira en el templo de Concepción, tendrá una altura de seis metros, un campanario. “Quedará a la entrada de Santa Cruz como un ícono, será todo techado y aquí se podrán hacer muchas actividades culturales y religiosas”, explicó la concejala electa.
,

Así se vería la capilla