Escucha esta nota aquí

La oficina en Bolivia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) expresó ayer su "profunda preocupación" por dos incendios supuestamente provocados en el domicilio del defensor del Pueblo, Rolando Villena, y pidió a la Fiscalía que investigue lo sucedido.

El órgano de la ONU, a través de un comunicado, exhortó al Ministerio Público "disponer los recursos necesarios para la investigación de ambos hechos, en el marco de la obligación del Estado de garantizar la seguridad del titular de la Defensoría y su familia, así como del personal de dicha institución".

El domicilio de Villena sufrió un incendio el 9 de marzo y otro el 25 de abril, ambos en circunstancias similares, durante la madrugada y supuestamente provocados.

Rolando Villena, que terminará su mandato en mayo, afirmó, tras sufrir el segundo incendio en su casa, que lo ocurrido es un "atentado" y "hecho político delictivo" que será denunciado ante instituciones internacionales de defensa de los derechos humanos