Escucha esta nota aquí

El titular de la Dirección Nacional de Trabajo, Miguel Albarracín “visitó” al Gobernador de Beni, Carmelo Lens, para realizar una inspección laboral oficina por oficina, verificando quienes vienen a trabajar a hora y quien no, el gobernador tomó está medida como “un atropello” ya que no se les avisó previamente de la visita.

La reunión que se tenía prevista como un tema rutinario, terminó como en un acalorado cruce de palabras y denuncias por parte de Lens, quien manifestó que las inspecciones también deberían realizarse en el Ministerio de Gobierno.

“Nos alegra saber que hacen inspecciones, me gustaría que la hagan a los ministerios del Gobierno porque el ministro Quintana y muchos funcionarios de Estado viajan seguido a la provincia Vaca Díez en aviones del Estado. También aprovechamos para decirle que a la directora del Trabajo yo la he visto hacer campaña”, encaró Lens ante los medios de comunicación.

“Señor gobernador”, interrumpió Albarracín. “Déjeme terminar”, retrucó Lens. “Pero, ¿ha hecho la denuncia por escrito?” contestó Albarracín.

Posteriormente, Lens cortó a los colaboradores del director del Trabajo que intentaban explicar el motivo de la visita.

Albarracín le echó en cara al gobernador que sus secretarios y directores no estuvieron a las 7:30 de la mañana en sus puestos de trabajo y que definir cambios de horarios no es su competencia (del gobernador) sino del Ministerio de Trabajo, que las inspecciones laborales se realizan sin avisar al empleador, que va preparar un informe, que no tenga miedo.

Al finalizar, Lens, acusó a la directora departamental del Trabajo, Mayerli Castedo, de hacer campaña para el Movimiento Al Socialismo (MAS) en horarios de trabajo, acusación que causó respuesta de Castedo. El gobernador decidió pararse y despedirse de Albarracín con lo que concluyó la “reunión”.