Escucha esta nota aquí

La erradicación de plantaciones ilegales de coca en Bolivia marchó a ritmo lento el primer semestre del año a causa de las lluvias estacionales, reportó este viernes una alta fuente del sector.

Alto porcentaje destruido en Chapare 

El primer semestre se destruyeron en total 4.031 hectáreas, de las cuales 2.311 son del Chapare, nicho electoral del presidente Evo Morales, y 1.458 son de los Yungas de La Paz.

Como consecuencia de las intensas lluvias, "en comparación con el año pasado estamos con menos 600 hectáreas", admitió Felipe Cáceres, viceministro de Defensa Social y de Sustancias Controladas.

Proyecciones de erradicación

La meta, "de acuerdo con el programa antinarcóticos del país, será sobrepasar las 10.000 hectáreas (erradicadas) hasta final de año", agregó.

Bolivia -tercer productor mundial de coca y cocaína, después de Perú y Colombia- cuenta con 23.000 hectáreas de cultivos de coca, según un reciente recuento de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC, por sus siglas en inglés).