Escucha esta nota aquí


Bolivia busca convertirse en el corazón energético de la región. Con ese objetivo ha garantizado una serie de inversiones económicas. Una de ellas fue sellada la mañana de este martes en Tarija, donde se firmó el contrato entre la Empresa Nacional de Electricidad  (ENDE) y la española AH proyecto para encarar el proyecto hidroeléctrico Carrizal.

De acuerdo con el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez, este proyecto, que demandará una inversión aproximada de $us 10,7 millones, tendrá la capacidad de generar casi 500 megavatios.

Exportación de energía a Argentina


Por otra parte, la autoridad aprovechó la oportunidad para adelantar que la próxima semana Bolivia y Argentina pueden estar en condiciones de anunciar la firma del contrato de compraventa de energía eléctrica.

Evo busca recursos para otros proyectos

El acto contó con la participación del presidente Morales, que a tiempo de destacar las inversiones que realiza el Gobierno son producto de la estabilidad económica del país. Anunció que buscarán los recursos para garantizar otros proyectos hidroeléctricos en Rositas y Banda Azul.

“Este año está previsto garantizar la inversión para Rositas; en Santa Cruz; para Banda Azul, en Cochabamba. Serán cerca de 2.000 millones de dólares. Si se termina el diseño a estudio final de la planta hidroeléctrica entre Chuquisaca y Tarija también vamos a invertir”, aseguró Morales.