Escucha esta nota aquí

Una puerta de ingreso a la ciudad cada vez más conflictiva. Los problemas internos del municipio de Warnes se han convertido en más de una oportunidad en un punto asfixiante no solo para la capital cruceña, sino también para otras regiones que se comunican a través de una vía tan importante como la carretera al norte. De pronto, un conflicto de vecinos termina afectando al transporte nacional e internacional. Es impredecible. Paralelamente a su crecimiento poblacional y urbano acelerado, han crecido también sus necesidades, por lo que se requiere que las respuestas a las demandas de sus habitantes sean gestionadas con la agilidad que implica una administración más eficiente y moderna. Por el otro lado, urge una mayor conciencia ciudadana sobre el impacto que provoca cada bloqueo que, en la mayoría de los casos, no hace más de derivar en violencia.

La ley del SUS avanza en medio de observaciones. Al rechazo de los médicos que exigen mayor presupuesto para el nuevo sistema, se suman las críticas de la Gobernación cruceña que se opone a la firma de un convenio al que ve como ‘cercenador’ de competencias y recursos de la región destinados a salud. Desde el Ministerio de Salud dicen que es ‘voluntario’, pero a la vez advierten que si no firman deberán responder por las inversiones en infraestructura que no se hagan, lo cual suena más a presión que a consenso. Un sistema de salud como el que se quiere implementar requiere de una articulación de esfuerzos de los diferentes niveles y en ese sentido hay que seguir trabajando, de lo contrario, poco o nada se logrará cambiar.

Mañana EL DEBER ofrece una edición de lujo con dos especiales. Uno dedicado a las dos crónicas ganadoras del Premio Rey de España y el otro, a los 66 años de existencia de la multimedia EL DEBER. No se los pierda.