Escucha esta nota aquí

Este viernes por la tarde se realizará la audiencia de medidas cautelares Jairo Pinto (22), principal sospechoso del asesinato de Martina Rivero (38) en su domicilio de Santa Cruz este miércoles.

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Juan Carlos Ramos informó, en una entrevista en el canal Unitel, que un día antes del homicidio, Rivero había sentado una denuncia por intento robo contra su presunto asesino y que la misma fue levantada al día siguiente, por lo que se podría presumir que se trató de una venganza.

La relación entre ambos era circunstancial: el presunto autor del crimen era hermano del inquilino de Rivero, quien también había sido denunciado por intento de robo el día previo al asesinato.

"Para nosotros el hecho ya está totalmente esclarecido por el conjunto de indicios y las pruebas que se tiene" manifestó Ramos en la entrevista televisiva.

Por otra parte, el abogado de los familiares de la víctima, Marco Gonzales informó que además había 4 varones, primos del inquilino, en el domicilio de Rivero el día del asesinato. Sin embargo, solo Jairo Pinto se enfrentará al juez esta tarde y los otros serán investigados.

"Pedimos la pena máxima aunque eso no nos va devolver a mi hermana viva", manifestó Patricia Rivero, en Unitel.

El crimen

Martina Rivero alquilaba una habitación en su domicilio del barrio El?Dorado, zona de la avenida Virgen de Luján, al hermano del presunto asesino que había llegado de Riberalta para visitarlo.

Este miércoles, Rivero apareció muerta en su casa con signos de violencia física. También se constató la desaparición de una maleta y un televisor que luego fue vendido a un taxista por 100 bolivianos.

El hermano del inquilino fue detenido en la terminal de buses de Trinidad, a donde huyó luego de haber supuestamente cometido el crimen, y fue trasladado a Santa Cruz para enfrentarse a la justicia.