Un sujeto armado redujo a los encargados de la venta de combustibles del surtidor Vardona, ubicado en el cruce del cuarto anillo y avenida Cristo Redentor, y se llevó las ganancias del día.

El hecho ocurrió poco antes de las 4:00 de ayer y los datos preliminares indican que los asaltantes se llevaron más de Bs 10.000, que estaban en las riñoneras de los empleados, que fueron amenazados por el delincuente que portaba un arma de fuego.

Según el testimonio de Jorge N., uno de los vendedores de gas, el asaltante que los amedrentó con la pistola en la mano, era acompañado por al menos otros sujetos, que lo esperaban en una vagoneta a pocos metros del sitio donde se cometió el atraco.

Una funcionaria del surtidor comentó que el ladrón obligó a uno de los trabajadores a llamar al resto de sus colegas que estaban a cargo de las bombas de gasolina y les indicó que también sacaran el dinero que habían recaudado y se los entregaran.

Al lugar llegaron investigadores de la Felcc para tomar declaraciones y revisar las imágenes de las cámaras de seguridad.