Escucha esta nota aquí

El responsable de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud, Roberto Tórrez, informó de que la epidemia de dengue, chikunguña y zika llegó a su pico máximo y ha empezado a detenerse; sin embargo, insiste en mantener la limpieza en los hogares para evitar los criaderos de mosquitos.

Según Tórrez, desde enero hasta la fecha se han confirmado mediante análisis de laboratorio 455 casos de dengue y 711 de chikunguña y 44 de zika; no obstante, se cree que los casos son mucho más y pueden alcanzar a 7.000, pues no todos los pacientes han llevado sus muestras de sangre para ser analizadas en el laboratorio. 

En cuanto a la epidemia de zika, Tórrez recordó que entre las afectadas hay 14 embarazadas, a quienes se les hace un seguimiento, pues ya está confirmado que el virus de este mal provoca microcefalia en los bebés.

Mientras tanto, la comuna cruceña, a través de Emacruz y de la empresa Vega- Solví, continúa con el recojo de residuos acumulados en la minga  del domingo. Tórrez recomendó a la población eliminar todos los recipientes que puedan acumular agua de lluvia, porque son potenciales criaderos del mosquito Aedes aegypti.