Escucha esta nota aquí

Hay optimismo en el lado boliviano luego de la primera semana de los alegatos orales presentados por los equipos jurídicos de Bolivia y Chile ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Para el ministro de Justicia, Héctor Arce, Bolivia está "cada vez más cerca del mar" si se toma en cuenta -según su punto de vista- la solidez de los argumentos jurídicos y lo 'flaca' que ha sido la tesis chilena que no ha podido desmontar la demanda boliviana.

Arce también hace referencia a otro aspecto que viene más desde el punto de vista humano y no así judicial, ya que se apega al hecho de que existe una "inclinación natural" de los jueces hacia "el valor de la justicia" lo que hace que la demanda boliviana no solo este bien fundamentada en derecho sino también "respaldada en lo justo".

"Estamos hablando de una corte de derecho en la cual Bolivia ha demostrado la mayor solvencia (...), la negociación y el diálogo deben estar siempre entre los Estados, estamos hablando de un conflicto que no fue solucionado en el año 1904", indicó a EL DEBER desde La Haya.



Dentro de la presentación chilena, el abogado Harold Hongju Koh, afirmó que "nunca se obligó" a Chile a vincularse jurídicamente y que las notas que ambos países intercambiaron en 1950, "no constituían un tratado, sólo una conversación".

Cuando sí se dio una negociación fue entre 1975 y 1978, concedió el equipo jurídico chileno, pero esta fracasó cuando Bolivia rechazó continuarla porque se desdijo de una cláusula sobre "intercambios territoriales", indicó otro de los abogados de Chile, el británico Samuel Wordsworth.

La CIJ escuchará la segunda ronda de alegatos orales la próxima semana y emitirá un fallo en los próximos meses. El lunes cerrará Bolivia su presentación y el miércoles lo hará Chile.