Escucha esta nota aquí

Horacio Yugar, fiscal de materia en los Yungas de La Paz estableció una relación de hechos con la que intenta demostrar que un can agredió sexualmente a un menor en el municipio de Irupana el 1 de abril. En el hecho inédito, acusó de complicidad a los dueños del animal. 

"Es un menor de seis años. La mamá le encuentra un desgarro en su cuerpo, lo trae al Hospital Arco Iris, y los médicos le dicen que hubo violación y le instruyen llamar a la policía. El fiscal le pregunta al niño qué pasó, y luego establece que el autor del delito es un perro", sostuvo a EL DEBER la abogada que sigue el caso, Paola Barriga. 

Los datos indican que el juez tercero en lo Penal, Rolando Chaca, durante la audiencia de las medidas cautelares del lunes 6 de abril, leyó el certificado forense y pese a esto dio por procedente la imputación al animal y dictó medidas sustitutivas en favor del abuelo y la tía del menor, por presunta complicidad. 

"Lamentamos que se haya generado un operativo para traer a los familiares, los cautelaron y dispusieron medidas sustitutivas. Esto es totalmente descabellado porque no se hicieron las pruebas pertinentes", agregó la jurista.  

Barriga sostuvo que en la audiencia cautelar, llevada adelante el lunes, no se presentó el fiscal, pero el juez aceptó el hecho de que el perro hubiera violado al menor. "¿Van a llamar a otros perros a declarar, qué harán?", ironizó. 

En la víspera, el Fiscal General del Estado, Ramiro Guerrero, dijo que pedirá información sobre el caso, pero anticipó que este tipo de denuncias buscan manchar la imagen de la institución. Acusó a la abogada de polemizar con el suceso.