Escucha esta nota aquí

"El MAS me ataca sistemáticamente con toda clase de argumentos absurdos, como parte de su desprecio por los bolivianos que invierten y generan oportunidades para la gente" (sic), escribió en su cuenta en Twitter el jefe de Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina.

Esta mañana el presidente en ejercicio, Álvaro García Linera, sostuvo que junto al opositor, otros políticos empresarios "le robaron mucho al país", creando "empresas ficticias a las que se vendieron barato,  pagaron pocos impuestos o nada e incrementaron su fortuna".

Ante esa acusación, el opositor aseveró que "este ataque del Gobierno sigue a muchos que vienen realizando desde hace años y tampoco tiene fundamento legal" y resaltó que en su momento "Manuel Canelas, presidente de la Comisión de los Panamá Papers ha señalado públicamente que no existe una acusación en su contra".

Lee más: 

Vice: 'Papeles de Panamá revelan que Samuel y Branko robaron al país' 

En su informe final, la comisión mixta que indagó el caso Papeles de Panamá informó que hallaron 98 empresas offshore vinculadas a bolivianos. Estas sociedades pantallas estaban relacionadas con 300 empresas legalmente constituidas en el país y, a su vez, con 198 personas.

La instancia legislativa hizo enfásis en 11 casos, entre los que se encuentran cinco familias cruceñas: Marinkovic, Romero Pinto, Kreidler, Daher y Urenda. Además, dos familias de La Paz (Dueri Saba y Luzio Ballivián), una de Cochabamba (Campuzano) y tres empresas (Entel, Comteco y Akapana, de Samuel Doria Medina).

García Linera anticipó que una vez sea debatido el informe se asumirán acciones legislativas y ejecutivas, entre ellas mejorar los mecanismos de control de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF).

Tuit del jefe de UN: