Escucha esta nota aquí

Hombres mayores con cáncer de próstata podrían vivir más si recibiesen una terapia que combine hormonas y radiación, pero muchos hombres no tienen el tratamiento correcto, advirtieron investigadores estadounidenses.

La terapia dual salvó cerca del 50% más vidas en hombres entre 76 y 85 años de edad con cáncer de próstata localmente avanzado, en comparación con aquéllos que sólo recibieron terapia hormonal, según los hallazgos publicados en el diario de oncología clínica.

El estudio es el primero en enfocarse en hombres mayores con cáncer de próstata localmente avanzado, y se realizó a partir de los resultados de dos ensayos clínicos que mostraron que una terapia combinada podría salvar vidas en hombres más jóvenes.

Cáncer de próstata localmente avanzado ocurre cuando el cáncer se ha extendido fuera, pero cerca del glande prostático, impulsando tumores más agresivos que son propensos a metástasis y a convertirse en fatales, dijeron los investigadores.

Radiación
Estudios previos han mostrado que, en promedio, el 40% de los hombres con cáncer de próstata agresivo son tratados sólo con terapia hormonal, sugiriendo que hay un grupo significativo de personas que podrían beneficiarse de una terapia con radiación.

"Fallas en el uso de tratamientos efectivos para pacientes con más edad es una preocupación de Estados Unidos en materia de calidad del cuidado de la salud", dijo el autor principal, Justin Bekelman, un profesor asistente de Oncología Radioterápica, Ética Médica y Políticas de Salud de la Escuela Perelman de Medicina de la Universidad de Pensilvania.
El estudio involucró a 31.541 hombres con cáncer de próstata, en edades comprendidas entre 65 a 85 años.

Por lo general, el cáncer de la próstata se puede detectar tempranamente midiendo la cantidad que el paciente tiene de antígeno prostático específico en la sangre.

Otra manera de detectar el cáncer de la próstata tempranamente, es a través de un examen rectal realizado por el médico. Esto debido a que, la glándula prostática está situada justo frente al recto y el médico puede palpar cualquier protuberancia o áreas duras en la próstata, lo que normalmente indica la presencia de un cáncer