Escucha esta nota aquí

La candidata del Movimiento Al Socialismo (MAS) para la gobernación de La Paz, Felipa Huanca negó que haya habido malos manejos económicos en los proyectos financiados por el Fondo Indígena con los que ella trabajó. Y, además, atribuyó la acción de vincularla con hechos de corrupción a un ataque "discriminatorio" por el hecho de ser mujer, indígena y campesina.

Huanca se pronunció al respecto, 11 días después que la Contraloría General del Estado revelara un presunto daño económico de 71 millones de bolviianos respecto a los recursos del Fondo Indígena.

"Estos ataques, la humillación y la discriminación son por ser una mujer aymara, de pollera, del campo, específicamente he sido atacada por proyecto ‘Ayni’ ", afirmó la candidata oficialista.

De acuerdo a la explicación que brindó a los medios de comunicación, en el proyecto que fue administrado por la Federación de Mujeres Campesinas "Bartolina Sisa" de La Paz, para la mejora de su infraestructura, sólo se realizó un desembolso de 99 millones de bolivianos.

Huanca, en rueda de prensa, insistió en que presentó los descargos correspondientes y rindió cuentas en noviembre de 2014, pero dijo que hasta la fecha no recibió ninguna respuesta del Fondo Indígena.

Mostrando documentos, Huanca precisó que el proyecto tenía un costo de 140.000 bolivianos, de los cuales el Fondo Indígena desembolsó en una primera instancia 99.000 bolivianos en abril de 2011, dinero del que aseguró presentó los descargos correspondientes. Aclaró que aún falta un desembolso de 41.000 bolivianos.

Argumentó que, además, tras la realización de la mejora de la sede de esta organización sindical, se presentaron los descargos al Directorio del Fondo Indígena y que no hubo "hasta la fecha" ninguna respuesta y menos alguna observación.