Escucha esta nota aquí

Solo pasaron unos minutos de haber sido derrotado por nocaut por el mexicano Óscar Valdez y el italiano Carmine Tommasone convirtió el peor día de su vida en el mejor. Le pidió matrimonito a su novia y dejó de lado el mal sabor por el resultado deportivo.

Tommasone subió a su novia al cuadrilátero, sacó el anillo y le hizo la pregunta que toda mujer quiere escuchar: “¿Quieres casarte conmigo?”. La hermosa muchacha aceptó inmediatamente y le ofreció su mano para que le colocara la joya, mientras temblaba de emoción.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Soria: “Fueron 38 delanteros que he intentado traer”

El boxeador, que tenía la cara afectada, selló el pacto con un beso apasionado con su amada.