Escucha esta nota aquí

Un numeroso grupo de hinchas de Oriente llegó este jueves hasta la sede de San Antonio en el barrio El Trompillo para increpar a los jugadores y cuerpo técnico del club reclamándoles mayor "sacrificio" para lograr mejores resultados, en el Apertura liguero. Los refineros están cuartos en el grupo A, tienen 9 puntos en 8 partidos jugados.

Fue el mismo DT Néstor  Clausen que salió a recibirlos y los invitó a una reunión improvisada dentro del mismo campo de juego. Todo esto sucedía mientras algunos dirigentes y trabajadores del club observaban atentos el desarrollo del inusual encuentro. 

Trascendió que Clausen les explicó a los hinchas el motivo del porque abandonó la cancha en el último juego ante Destroyers, lo hizo a falta de 15' y con un marcador adverso de 1-3. Sus razones eran escuchadas de manera atenta por los seguidores del elenco refinero que de rato en rato gritaban arengas como "Oriente se respeta".

A pocos minutos de que los fanáticos irrumpieran en el entrenamiento, llegaron oficiales de la Unidad Técnica Policial (UTOP) para resguardar los predios. Incluso, la dirección del colegio San Antonio, que está frente a la sede albiverde, llamó a los padres de familia para recoger a sus niños ante la posibilidad de algún incidente.

Durante el encuentro se restringió el ingreso de los reporteros para que no les arrebaten sus equipos, como le ocurrió a un representante de una red nacional a quien casi le quitan el cable de su micrófono.

Clausen se irá de Oriente si no gana a Guabirá

En la conferencia de prensa que ofreció ayer, el entrenador argentino aseguró que dará un paso al costado si no consigue los tres puntos el domingo (15:00) en la 'Caldera' ante el rojo del norte, Guabirá.