Escucha esta nota aquí

El Caníbal Inconsecuente es el nombre que le dio Kurmi Soto a su “gabinete de curiosidades virtual”, una página web creada hace algunos años, que ahora se convertirá en una editorial de archivo. 

“Originalmente, era un proyecto de tesis. Dejé las clases, pero no mi investigación, que fue creciendo progresivamente”, explicó Soto, editora e investigadora.

Tanto la página web como la editorial nacieron del trabajo de Soto en bibliotecas y hemerotecas en Perú y Bolivia, “de pesquisas lentas que van, poco a poco, armando su propia coherencia”, indicó sobre los dos años que lleva recuperando documentos.

Entre los últimos hallazgos están algunos textos  firmados por escritores como Ricardo Palma o el mismo Ricardo Jaimes Freyre. 
“Para mí, son hallazgos muy valiosos y tuve la imperiosa necesidad de difundirlos, de volverlos a poner en circulación y hacerlos actuales de nuevo. Hay un mundo por descubrir en los archivos, y eso es lo que me mueve”, dijo Soto.

La primera publicación de El Caníbal Inconsecuente es una parodia judicial en verso denominada El juicio de trigamia, que apareció en forma de folletín  en los años 1877-1878 en La Broma, semanario limeño bastante conocido en su tiempo. Lo editaron en formato libro en 1901.

Soto señaló que aunque este proyecto tiene rasgos académicos, no se enfoca exclusivamente en este público, sino que también busca llegar a la mayor cantidad de gente posible. Por esta razón tiene a la plataforma virtual como principal aliada para difundir los trabajos que realiza.

Para Soto, es de vital importancia no encasillar su proyecto “lo” literario o “lo” editorial, sino crear una propuesta estética que llame la atención, que sea atractiva para varios horizontes./ANF