Escucha esta nota aquí

Las hermanitas del convento del Espíritu Santo de las madres Carmelitas Descalzas trabajan en tres turnos para tener listas las 600.000 hostias que le han pedido para la misa con el papa Francisco el próximo 9 de julio en el Cristo Redentor.

También preparan 2.000 hostias grandes para los celebrantes, entre obispos y sacerdotes. Los conventos que tienen las Carmelitas en La Paz, Cochabamba, Sucre y Potosí también colaboran en esta tarea para cumplir con este pedido, explicó la hermana María Jesús Brito.

Espacios de alojamientos
La gobernadora Ruth Lozada inspeccionó ayer la Villa Olímpica donde se prevé habilitar 10 hectáreas para albergar a unas 8.000 personas en camping. También contarán con salidas de emergencias, ambulancias, y colocarán cámaras de seguridad, generadores de luz, 80 baños y 40 duchas.

Ya están recibiendo solicitudes y han asegurado la acogida a 500 policías en el Raquet.
Lozada dijo que la Alcaldía también ha ofrecido el cambódromo y algunos parques para alojamiento.
El secretario de Seguridad Ciudadana de la Gobernación, Enrique Bruno, explicó que se instalará un centro de control con 37 cámaras que quedará para este lugar. Se adquirirá un dron para vigilar todo el perímetro y la Octava División cuidará la parte externa.

Microhospitales
La comisión de salud para la visita el papa se reunió ayer en la parroquia La Santa Cruz, donde se adelantó que se habilitarán cuatro ambulancias con toda la implementación de terapia intensiva.
La responsable de esta comisión, Mary Luz Almendros, explicó que todo está previsto, por lo que pidió a la gente tranquilidad, porque tendrá asistencia médica que requiera.

Joaquín Monasterio, director del Servicio Departamental de Salud, explicó que se habilitarán puestos fijos de salud en el lugar de la misa, en la parroquia La Santa Cruz, en el Colegio La Salle, en el parque del Hipermaxi del tercer anillo interno, otro en el parqueo del Hiper Plaza, y otro sobre la avenida Alemania y segundo anillo y en la Plaza del Estudiante para atender a los peregrinos