Escucha esta nota aquí

María del Rosario Vargas Villarroel, exdirectora del colegio Vicenta Juariste Eguino, fue condenada a cinco años de prisión por incumplimiento de deberes y encubrimiento en el caso de violación y muerte de niña Patricia, ocurrido en 1999, informó este viernes la abogada de la familia de la víctima, Paola Barriga.

La presidenta de la Sala Penal Tercera, Virginia Crespo, revocó el miércoles la sentencia del 19 de agosto de 2014 y condenó a cinco años de reclusión a la exautoridad educativa.

"Hoy tenemos un fallo, el más alto en la historia, en cuanto a una sanción hacia una directora (…) Esto genera una línea para que ningún director pueda tener este tipo de conductas en las escuelas", declaró Barriga.

Según la abogada, la exdirectora sabía que el portero era alcohólico y no hizo nada, es por ello que deberá cumplir su pena en el Centro de Orientación Femenina de Obrajes en la ciudad de La Paz.

La jurista reconoció la labor "compleja" de los vocales, quienes analizaron 75 expedientes de 15 años que duró el proceso, para luego dictar un fallo en grado de apelación, el que ratificó, además, una condena de 30 años para Odón Mendosa, autor de la violación y asesinato a la niña Patricia Flores.

Se sienta un precedente

Barriga, en conferencia de prensa brindada con la madre de la niña, agradeció a los vocales por el fallo emitido y reiteró que había plenos indicios de que Vargas incurrió en delitos de incumplimiento de deberes y encubrimiento.

"Este fallo genera para nosotros un precedente nacional, toda vez que cuando uno deja a su hijo en su unidad educativa, los directores se constituyen en garantes de esos niños (...) pudo haber evitado el crimen y no era correcto que tenga un año de condena", precisó.

La directora fue condenada, en primera instancia, a un año de cárcel, por lo que se encontraba en libertad.