Escucha esta nota aquí

La mañana de este jueves un grupo de aproximadamente 100 personas, entre familiares y compañeros de universidad, realizaron una marcha en el centro de Santa Cruz exigiendo justicia para el caso de Eliana Rivas Llanos(21), una joven estudiante de sociología de la universidad Autonoma Gabriel René Moreno que fue violada y estrangulada el 20 de mayo de 2014 en un lote baldío en el barrio Valparaíso.

“La marcha es para pedir justicia para nuestra compañera Eliana quien fue asesinada el año pasado y hasta hoy no hay sentencia para el autor confeso”, reclamó Valeria Álvarez, compañera de la victima, una de las 16 mujeres asesinadas en casos de feminicidio en 2014 en Santa Cruz.

Encabezando la marcha y llevando consigo una carretilla cargada de fruta, la cual es su fuente principal de ingresos, la madre de Eliana, Máxima Llanos, imploró justicia para su hija: “Justicia pido por mi hija y que no le dejen salir al asesino ese maldito” dijo con la voz entrecortada.

“No se le hace justicia a la señora hasta ahora por ser pobre, solamente por ser una vendedora ambulante, por ser pobre no hay justicia” aseveró Julián, que a ratos iba ayudando a llevar la carretilla de Máxima Llanos.

La marcha por Eliana Rivas fue convocada en la plaza 24 de Septiembre y desde allá se dirigió hasta el Palacio de Justicia. Los amigos y familiares tienen miedo de que el asesino José Luís Salazar sea liberado por la falta de sentencia ejecutoria. 

Los antecedentes del caso

El juez Cautelar, Ángel Sánchez, remitió el 24 de mayo del 2014 al centro penitenciario de Palmasola a José Luís Salazar Albarachi (29) imputado por el delito de asesinato.

En su declaración informativa con relación a lo ocurrido el día del crimen, el detenido, Salazar Albarachi, de ocupación carpintero, señaló que había salido de trabajar y estaba coqueado. Era cerca de medianoche, estaba por el 8vo anillo de la avenida Moscú donde vió a la universitaria por casualidad y le preguntó si podía acompañarla, la chica accedió y ambos se fueron caminando. Al pasar por el lote baldío, el autor del crimen redujo a golpes a Eliana Rivas y como opuso resistencia, le introdujo la blusa a la boca y le tapó la cara con su propia calza.


Una llamada ayuda a capturar al asesino

Una llamada hecha desde el celular de Eliana Rivas Llanos (21) fue de gran ayuda a la policía para realizar la captura de José Luis Salazar Albarachi (29) como el presunto asesino de Eliana, una joven universitaria.

El fiscal coordinador de la Felcc, Jorge Fernández dijo que, "el detenido después de matar a la estudiante de la carrera de Sociología vendió el aparato celular sin el chip de su víctima a un conocido y este llamó a otra señorita".

La Policía rastreó la llamada telefónica logró ubicar a la destinataria de la última llamada, esta fue entrevistada por los agentes policiales y condujo hasta la persona que la llamó desde el celular de Eliana Rivas. Una vez ubicada la persona que tenía el celular se le interrogó cómo habría obtenido el aparato y esto terminó identificando al asesino, José Luis Salazar Albarachi de 29 años de edad y carpintero de oficio.