Escucha esta nota aquí

Soy Américo Estévez Román, amigo de Superman, Batman, Robin, La Mujer Maravilla, Los Cuatro Fantásticos, Iron Man, de todos los niños, de toda Bolivia. Saxooooman”. Así se presenta el autor del tema Bolivia te espera papa Francisco cuyo videoclip ha superado las 28.800
reproducciones en YouTube en un solo día.

El audiovisual ha sido blanco de burlas y críticas por sus características. Una producción, que, como explica Saxoman, fue elaborada de forma artesanal con una cámara de celular de 3 megapíxeles.

Sociales&Escenas se contactó con el músico para conocer la historia que hay detrás de este fenómeno viral.

Apasionado
Américo es nieto del compositor cochabambino Fernando Román Saavedra, autor del afamado taquirari Collita, y es sobrino de Dante Uzquiano, vocalista del grupo Wara. Ha pasado 25 de sus 44 años tocando instrumentos musicales y se ha convertido en un personaje habitual de las calles paceñas. De lunes a viernes toca en solitario y los domingos está acompañado de sus hijos, David, de 17 años, y Gabriel, de 12.

Ambos menores estudian en la Escuela Nacional de Música Luis Felipe Arce incentivados por su padre, que ha tenido una formación autodidacta. Américo se crió con su abuela, ya que ambos progenitores lo abandonaron cuando era apenas un recién nacido. El año pasado conoció a su progenitor después de interpretar su composición ¿Dónde está mi papá? en la televisión. “Unos parientes contactaron a mi padre en Sucre y viajé a verlo. No estoy resentido, yo no soy rencoroso y lo he perdonado”, dice por teléfono.

Cuando tenía 15 años viajó a Brasil a conocer a su madre ya que su abuela le reveló su paradero; sin embargo, cuando se encontró con ella, ésta lo rechazó. “Estaba bien puesta, tenía casas en Río de Janeiro y en San Pablo, además de una clínica veterinaria. Yo no fui por sus bienes sino con la ilusión de conocerla, pero ella y mi padrastro me estropearon. Él hasta me pegó diciendo que nadie debía saber el pasado de mi madre. Realmente no quiero saber de ella”, relata.

Saxoman aún no sale del asombro por la cantidad de vistas que obtuvo su videoclip y es consciente de las críticas, pero las asume con hidalguía. “Siempre me atacan. Me estaba ‘bajoneando’ pensando que había cometido un error. Lo que quiero que Bolivia entienda es que lo hago de corazón. Me preguntan: ‘¿por qué has volado?’.

Y es porque Saxoman es un héroe ficticio para todos los niños. Otros me riñen porque lo puse al Evo, pero yo no soy político. He hecho canciones para el alcalde Luis Revilla y para un candidato a concejal. No soy masista, si es que lo puse al Evo es porque como dice ‘Dom’ Toretto de la película Rápido y Furioso, hay que ser agradecido. El presidente hizo posible que venga el papa”.

Futuro

Américo asegura que su único ingreso económico lo genera actuando en la calle. “La primera vez que salí fue por necesidad, no tenía dinero ni trabajo. En un principio mis colegas me criticaban, me decían ‘solo los limosneros están en las calles’. Entonces ya no quise ir, pero mucha gente me pedía que salga. Un día, Alex Arias del canal Gigavisión me conoció y me bautizó como Saxoman, porque antes me hacía llamar Américo de Bolivia”.

Los sueños del músico son tocar junto a Carlos Santana y entregarle su composición al papa Francisco.

Dice estar agradecido con Santa Cruz por el interés que generó su obra. “Con críticas o sin críticas, igual los quiero”, señala con voz entusiasmada.

Así es Saxoman, un apasionado incontenible,