Escucha esta nota aquí

El hackeo de la página para adúlteros Ashley Madison expuso a millones de usuarios y tal vez haya causado dos suicidios. El último perjudicado por el masivo robo de datos fue el jefe ejecutivo del sitio, Noel Biderman, que dimitió ayer. Aún no se ha designado un sucesor para el directivo.

La semana pasada, un grupo de hackers autodenominado Impact Team divulgó toda clase de información confidencial que había robado un mes antes a los usuarios de Ashley Madison. También hizo públicos correos electrónicos corporativos y el código fuente de la página.

El grupo alega que quería llamar la atención sobre el hecho de que Ashley Madison cobraba a sus clientes una tarifa a cambio de borrar la información personal de los usuarios que cancelan sus cuentas, pero que en cambio estos datos eran archivados en el sitio.

La policía de Canadá -donde tiene sede ALM, en Toronto- dijo que dos suicidios recientes, entre ellos el de un policía de Texas, podrían estar vinculados a la filtración de los datos de 32 millones de usuarios del sitio de citas/AFP