Escucha esta nota aquí

Guabirá llega hoy (20:30) con la imperiosa necesidad de sumar de a tres para dejar en el olvido la media docena de goles que recibió el pasado sábado contra The Strongest, en La Paz. El objetivo es ir alejándose de los equipos que están comprometidos con el descenso de categoría.

Blooming llega con la intención de tomarse revancha (perdió el de ida 2-3) y llevarse los puntos para confirmar su levantada en el certamen. Estos condimentos hacen prever un partido abierto, de ida y vuelta, porque azucareros y académicos sienten la necesidad de ganar. Guabirá volverá a jugar en la Caldera luego de dos meses, puesto que la cancha ingresó en mantenimiento y hoy el gramado está casi en un 90% en perfectas condiciones.