Escucha esta nota aquí

Casi 500 kilos de carne en mal estado, además de balanzas mal calibradas y utensilios que no cumplen las normas higiénicas debidas, fueron el resultado del operativo que realizó el municipio ayer por la mañana en el mercado Los Pozos y que dio inicio al Plan de Control Integral Navideño.

La implementación de este plan tiene como objetivo reforzar los controles en los mercados de la ciudad, que aumentan su actividad por las fiestas de fin de año, indicó la directora de Abastecimiento y Mercado, Sonia Rueda.

Si bien cada tres meses se realiza una limpieza general en los 55 mercados cruceños, en esta época del año se refuerzan los controles porque aumenta el comercio de carne clandestina, en especial la de cerdo y embutidos. También se venden bebidas (sidras y vinos) y productos (panetones) que no cumplen las normas debidas, explicó el director del Programa Mercado Saludable, Gary Antelo.

A partir de ayer también empezaron a funcionar, en seis de los mercados más grandes de la ciudad, unidades que aglutinan personal de distintas dependencias de la Alcaldía, entre supervisores, veterinarios y guardias municipales, que estarán controlando todo el día que no haya irregularidades en el manejo y venta de alimentos, afirmó Rueda