Escucha esta nota aquí

En una humilde vivienda de techo de calamina y paredes de madera vive el pequeño Abraham, de dos meses de nacido, que quedó huérfano desde el viernes de la semana pasada cuando su joven madre, Carla Patricia, falleció como consecuencia de un ataque de asma.

Desde que quedó huérfano, el pequeño Abrahan está bajo los cuidados de su tío Miguel (21), hermano menor de la fallecida Carla Patricia, y de sus abuelos Gregorio Segundo (56) y Virginia Hurtado Yecocari (50), aunque ellos también deben velar por la bisabuela, doña Hilda Yecocari , de 80 años de edad, que está delicada de salud.

La historia de este niño y de su familia se hizo pública gracias a la Fundación Calentando Corazones, presidida por Gladys Echenique. Los miembros de esta organización se pusieron en campaña y lograron tocar el corazón de la población cruceña que de inmediato hizo llegar a la familia ropa, leche en polvo, pañales, víveres y otras donaciones.

Incluso una persona les obsequió una silla de ruedas, pues doña Virginia, la abuela, tiene problemas de columna. El donativo emocionó hasta las lágrimas a la familia. El pequeño también ganó un carrito y durante la jornada la ayuda continuaba llegando, informó Echenique.

Vivienda digna

Los directivos de la Agencia Estatal de Vivienda también tomaron conocimiento de este drama y están viendo la forma de ayudar. Ayer funcionarios de esta repartición estatal visitaron la humilde vivienda -ubicada en el pasillo Bibosi del barrio San Jorge, zona del séptimo anillo de la avenida Cristo Redentor- para hacer una valoración del caso y ver la posibilidad de incluir a esta familia en uno de los dos programas dirigidos a ayudar, precisamente a familias de escasos recursos a tener una vivienda digna.

Germán Delgadillo, director departamental de la Agencia Estatal de Vivienda, manifestó de que se verá si se construye una nueva vivienda en el lote en el que actualmente vive la familia o si se construye una nueva casa.

En cualquiera de los dos casos, se garantiza un nuevo techo para los abuelos del pequeño Abraham. “Nos han dicho que pueden construir dos cuartos de material, eso sería bueno para nosotros”, expresó don Gregorio, que confirmó la visita del personal de dicha agencia estatal.

El abuelo, muy emocionado, agradeció el apoyo de la ciudadanía e indicó que toda ayuda para la criatura, especialmente leche y pañales, es bienvenida.

Este hombre trabaja como utilero en el club deportivo Royal Pari, pero después de la muerte de Carla Patricia logró un permiso laboral para poder cuidar al bebé Abraham.

De esta forma los cuatro adultos de esta familia se turnan para cuidar día y noche al pequeño, no solo de su alimentación, sino también de su salud y aseo.

“El niño está sanito, el lunes lo llevamos al centro de salud para que reciba su segunda vacuna”, comentó don Gregorio.

Abraham nació el 13 de agosto en buen estado de salud, quedando al cuidado solamente de su mamá Carla Patricia, quien en este 25 de octubre iba a cumplir 23 años de edad. La familia aún llora la partida de esta joven madre, de quien nadie sospechó que el asma le segaría la vida tan pronto.

Miguel, el tío del pequeño, expresó su agradecimiento a todas las personas caritativas que le han brindado su colaboración y en especial a los miembros de la organización Calentando Corazones por hacer visible su realidad.

Cómo ayudar

CONTACTOS
Si quiere ayudar a esta familia, contacte a Gladys Echenique por el teléfono 77072001 o a Miguel, tío del pequeño, al 75689087.

PAÑALES Y LECHE
Pañales, leche, ropa, materiales de construcción, todo es bienvenido para esta humilde familia.