Escucha esta nota aquí

Anoche, presuntos pandilleros ingresaron a un domicilio y sustrajeron del lugar garrafas y otros objetos. Esta situación colmó la paciencia de los habitantes del barrio San Joaquín, noveno anillo de la avenida Alemana, que decidieron reunirse y tomaron la decisión de prenderle fuego a las casetas que usaban como refugio los malvivientes.

Los escondites incendiados cobijaban a los supuestos pandilleros que mantenían en zozobra a los habitantes de esta zona. En el lugar se encontraron objetos presuntamente robados por los antisociales y productos alucinógenos.

Nuestro barrio fue tomado por los ‘pitilleros’, son más de 50; pedimos a la Policía que no nos deje abandonados. Vamos a seguir movilizados hasta que las autoridades nos tomen en serio, nuestros hijos corren peligro”, dijo Lucinda Ortiz, una de las vecinas afectadas del barrio San Joaquín.

La junta vecinal de este barrio se dirigió hacia el Comando Departamental de la Policía para pedir a los agentes del orden que realicen operativos y aprehendan a los malvivientes.