Escucha esta nota aquí

Los atracos y robos que se vienen registrando en la capital cruceña movilizaron a la Policía para sentar presencia en la zona urbana y rural.
Tras el asalto al ciudadano menonita, que fue herido de bala y despojado de su dinero, así como del intento de atraco con secuestro a una financiera en Montero, el comandante de la Policía, Sabino Guzmán, convocó de forma inmediata a todos los jefes de las unidades operativas de Santa Cruz a una reunión de emergencia en el Comando de la Policía.

El coronel Guzmán aseguró que se está gestando la puesta en marcha de un nuevo plan para frenar la ola de hechos delictivos y que sea de forma permanente, aunque no lo detalló.

Hace poco asumió como jefe de la Policía y anunció la puesta en marcha de un plan antiasaltos de protección a las entidades financieras como bancos, cooperativas y otras. Este plan incluye la conformación de una unidad integrada por efectivos bien equipados en motocicletas para evitar que las personas que retiran dinero sea víctima de los delincuente. Sin embargo, hasta ayer no se dio a conocer.