Escucha esta nota aquí

La Asociación Nacional de Funcionarios de Aduanas de Chile inició este miércoles un paro indefinido. La medida de presión que ocasionará un severo daño a las actividades de los transportistas de carga bolivianos, que llevan y traen mercadería desde el vecino país.

Según la información desde Chile, los funcionarios de los pasos fronterizos exigen la modernización del servicio, proyecto que se viene discutiendo desde el año 2009. La demanda no fue atendida por el actual Gobierno de Michelle Bachelet.

Gremios de los transportistas estiman que por día un medida de esas características ocasiona una pérdida de al menos 300.000 dólares. El principal punto de ingreso y salida de mercadería es Tambo Quemado, una población que se encuentra en el departamento de Oruro.

En las últimas dos gestiones se registraron problemas similares, evitando el paso de más de 250 vehículos por día y ocasionando, en noviembre de 2013, que 1.500 motorizados permanezcan varados. Varios fueron los reclamos del Gobierno boliviano en ese entonces.