Escucha esta nota aquí

A veces los consejos tradicionales no resultan cuando se trata de perder la grasa abdominal. Puede ser que lleves una dieta equilibrada, hagas abdominales y trabajo cardiovascular regularmente, sin embargo la pancita sigue ahí.

Hay algunos hábitos responsables de causar hinchazón en el estómago, si tratas de modificarlos podrás reducir unos centímetros más fácilmente:

1. Eres adicta al chicle

Si eres aficionada a los chicles, quizás haya llegado el momento de reducir tu dosis diaria de chicle. Masticar chicle produce un exceso de aire en el estómago que infla los intestinos como si fueran un balón. Esto puede ser útil para reducir el apetito o controlar la ansiedad, pero no te ayuda a tener el vientre plano. 

2. Masticas poco

"La digestión empieza en la boca", dicen los nutricionistas. La manera en que masticamos la comida es crucial para su procesamiento, si te tragas la comida casi sin masticarla vas a hacer trabajar a tu estómago de más y esto producirá gases que lo harán ver más hinchado.

3. Usas bombillas para beber

Cada vez que aspiras por una bombilla entra más aire a tu cuerpo. Es mejor beber directamente del vaso para mantener al estómago sano. Por otra parte, el abuso de las bombillas para beber se relaciona con la aparición precoz de las arrugas alrededor de la boca.

4. Roncas o respiras por la boca mientras duermes

Si cuando te levantas de la cama te sientes hinchada como un globo probablemente hayas roncado o respirado por la boca buena parte de la noche. Casi todas las personas que sufren apnea del sueño también tienen un vientre prominente.

5. Comes demasiada fibra

Consumir fibra te hace sentir saciado y ayuda a perder eso pero también hincha tu estómago. Los expertos dicen que si no estás habituado a consumir alimentos ricos en fibra debes empezar a hacerlo gradualmente para dar tiempo al estómago a ajustarse para producir las enzimas necesarias para procesar este nutriente.

6. Estás demasiado estresada 

El estrés empeora la función del sistema digestivo y causa inflamación en el vientre. También te puede hacer comer más cantidad y consumir alimentos a mayor velocidad debido a la ansiedad que te provoca.

7. Tomas bebidas gasificadas

Las gaseosas, por más light que sean, jamás te ayudarán a tener un vientre plano. La razón es que estás tomando el gas que se queda en tu estómago, te hincha y te produce flatulencias. Mejor dile adiós a este tipo de bebidas que no le aportan nada bueno a tu cuerpo y consume agua y jugos de fruta natural.