Escucha esta nota aquí

Los cuerpos sin vida de una niña de tres años y el de los profesores Luis Santos Colque, de 26 años, y de Lizbeth Condori Cartagena, de 25 años, fueron rescatados este miércoles a la mañana, tras el hundimiento de una barcaza en la comunidad de Boquerón, a 90 kilómetros del municipio de Yapacaní, departamento de Santa Cruz

La niña (de la cual se informó al principio que se trataba de una bebé) y el hombre fueron hallados cerca de las 7 de la mañana mientras que la mujer, a las 11, según constató EL DEBER desde el lugar. Los cuerpos de los profesores se encontraban en estado de descomposición y a las 16:00 fueron trasladados hasta la morgue de Yapacaní.

Las víctimas fueron halladas a dos kilómetros y medio de donde se volcó la canoa. El acceso hasta el lugar se encontraba intransitable porque las vías están destruidas y para llegar, desde Boquerón, se tarda aproximadamente cinco horas.

Dos brigadas del Centro de Operaciones de Emergencia (Coe) Municipal y Departamental de Santa Cruz, junto a rescatistas del grupo Sar, del Ejército Boliviano, y comunitarios del lugar, trabajan en la búsqueda de dos desaparecidos, que serían dos adultos, pobladores  de Boquerón Zamora.

“Llegamos a ser alrededor de 25 a 30 personas para hacer la búsqueda. Esperemos que el tiempo nos ayude y las lluvias no hagan crecer más el río”, indicó uno de los rescatistas del Coe, al canal de televisión Red Uno.

Piden investigar

Por su parte, el alcalde del municipio de Yapacaní, Zenobio Meneses, manifestó su preocupación y pena por lo sucedido e indicó que se pedirá una investigación sobre este hecho, teniendo en cuenta que la capacidad de la canoa era para 10 personas y en su interior había cerca de 18.

“Tiene que investigarse, porque no puede ser que alguien esté transportando y pase lo mismo a lo posterior, tiene que haber la respectiva responsabilidad del que transporta, porque no transporta gratis”, dijo Meneses.

Así mismo, el director del Distrito de Educación de Yapacaní, Gilberto Molina, en entrevista con radio Ichilo, dijo que "se teme lo peor porque los profesores están desaparecidos, es una pareja que había llegado recién en busca de trabajo, tienen su hijito".

Según el reporte de testigos, las personas cruzaron en una barcaza que sirve para trasladarse de una a otra orilla en el río, que tiene una profundidad considerable y que incrementó su caudal debido a las intensas lluvias registradas en los últimos días.

Inicialmente se informó que la embarcación se hundió con 18 personas de las que 13 salvaron la vida.