Escucha esta nota aquí

La falta de infraestructura adecuada, el hacinamiento con el triple de presos de lo previsto y centenares de niños viviendo en las cárceles son las principales irregularidades en el sistema penitenciario del país que fueron identificados en la asamblea nacional de la Pastoral Penitenciaria Católica y que preocupan a pocos meses de la visita del papa a Palmasola

"La primera tarea que tenemos es informar al santo padre mediante la Nunciatura Apostólica porque este tema el papa lo lleva en su corazón y los privados de libertad son los que necesitan una conversión y arrepentimiento", manifestó el monseñor Jesús Juárez Párraga en conferencia de prensa. La Conferencia cifró en un 326% el nivel de hacinamiento en las cárceles bolivianas.

El defensor del Pueblo, Hernán Cabrera, expresó a inicios de año que “se deben hacer esfuerzos para el cumplimiento de lo que establece la Ley 548, del Código del Niño, Niña y Adolescente, que señala que: Queda terminantemente prohibido la permanencia de niños, niñas y adolescentes en el Centro de Rehabilitación Santa Cruz".

Las autoridades municipales gestionan el traslado de los menores a hogares para evitar que sean víctimas de abusos dentro del penal.

Francisco celebrará una misa en la cancha del penal y los internos se preparan para recibir la visita histórica. "Queremos aprovechar la visita del papa para que eleve nuestro pedido al Gobierno, sea nuestro mediador para mejorar las condiciones de vida", manifestó el regente de Palmasola, Leónidas Rodríguez.