Escucha esta nota aquí

El general en servicio pasivo Óscar Hugo Nina Fernández (60), excomandante de la Policía Nacional Boliviana, fue detenido de forma preventiva por orden de la jueza cautelar Ximena Flores por el delito de legitimación de ganancias ilícitas durante el ejercicio de su cargo. En la audiencia que duró más de 12 horas y sufrió un traslado, también fueron encarcelados el hijo del Gral., el teniente Óscar Hugo Nina Morales (33), y el capitán Xavier Raúl Millán Salazar (41).

Nancy Morales Mendieta (55) y Nayma Lorena Nina Morales (35), esposa e hija, respectivamente, de la exautoridad policial, se beneficiaron con la detención domiciliaria y una fianza económica individual de Bs 20.000.

El proceso penal
Ana Luisa Heredia, integrante de la comisión de fiscales que indaga el caso, manifestó que la imputación contra el Gral. Nina viene de 2011 y es por el delito de legitimación de ganancias ilícitas, al igual que al capitán Millán que en 2010 fungía como edecán del excomandante.

El proceso contra la esposa e hijos de Nina es de data reciente por el delito de favorecimiento al enriquecimiento, pues, “de acuerdo con los datos que se tienen los bienes muebles e inmuebles que posee esta familia no condice con el sueldo que percibían como funcionarios públicos”, explicó la fiscal Heredia, la cual añadió que el Ministerio Público ha solicitado a la jueza Flores la anotación preventiva de los bienes de los Nina.

La autoridad fiscal indicó que hay una lista grande de personas supuestamente implicadas en el presunto lavado de dinero sucio, al parecer, proveniente del narcotráfico, que serán citadas a declarar, entre ellas un exministro de Gobierno y un viceministro aún en funciones.
El Gral. Nina no dio entrevistas a la prensa, pero extramicrófonos dijo que el fondo del tema es político y se mostró dispuesto a afrontarlo, pero deploró el hecho de que incluyeran a su familia.

Moldiz: Hay serias sospechas

Sobre el tema, el ministro de Gobierno, Hugo Moldiz, dijo que existen “serias sospechas” de que la familia del ex comandante de la Policía boliviana Óscar Nina esté vinculada con delitos de narcotráfico.
Moldiz dijo que el Ministerio de Gobierno tiene una causa abierta hace muchos años contra policías involucrados en delitos de narcotráfico, pero fue en la justicia donde se dilató ese proceso.

Según el ministro, la causa contra la familia Nina es “una señal clarísima de que no habrá complicidad de ninguna naturaleza, y la Policía está obligada a actuar en consecuencia”, porque los malos policías hacen quedar mal a la institución verdeolivo.

El general Óscar Nina fue posesionado como comandante de la Policía Boliviana el 24 de enero de 2010, pero el 11 de marzo de 2011 fue destituido del cargo, dos semanas después de la detención del exjefe antidrogas René Sanabria, en Panamá, acusado de traficar cocaína a Estados Unidos