Escucha esta nota aquí

A pocos días de una reunión en Doha (Catar) entre países de la OPEP y otros importantes productores para intentar reducir el exceso de crudo, el grupo de exportadores confirmó hoy que sigue habiendo demasiado petróleo en el mercado.

La oferta global petrolera en marzo se situó en 95,68 millones de
barriles diarios
(mb/d), frente demanda media del primer trimestre
de 93,15 mb/d, incluyendo crudos no convencionales.

Esa diferencia entre la oferta y la demanda explica la presión
que viven los precios del llamado "oro negro" desde el año pasado.
Ante la reunión de Doha, el próximo domingo, en la que se podría pactar una reducción de la producción para cerrar ese exceso de oferta, los precios vienen subiendo desde hace varios días.

Solo la pasada semana, el precio del crudo de la OPEP, calculado
como media de 13 crudos diferentes, subió un 18 %, informó el grupo
petrolero hoy.

En su informe mensual del mercado petrolero, emitido hoy en
Viena, la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP)
precisa que su producción en marzo se situó en 32,25 mb/d.

Eso es apenas 15.000 barriles más que el mes anterior, mientras
que los países no miembros de OPEP aumentaron su producción en
160.000 barriles diarios, aseguró el grupo.

En sus proyecciones para todo el año 2016, la OPEP asegura que
los países no miembros del grupo reducirán su producción en 0,73
mb/d hasta 56,39 mb/d en 2016, tras una fuerte subida en 2015 cuando
bombearon 1,46 mb/d más que en 2014.

La bajada de este año se debe a una caída de la producción
petrolera en China y Colombia
, mientras que Rusia, Canadá y Noruega mantienen sus niveles, explica el informe.

Mientras, la OPEP mantiene sin cambios su proyección de oferta
petrolera del propio grupo en 1,8 mb/d, hasta una media de 31,5 mb/d
para todo el año 2016, tras registrar en 2015 solo 29,7 mb/d.

En cuanto a la demanda global, la OPEP espera para 2016 un
crecimiento de 1,2 mb/d hasta una media de 94,18 mb/d. Eso es unos 50.000 barriles menos de lo estimado hasta ahora, lo que la OPEP explica con el debilitado crecimiento económico en América Latina y China.

"La evolución económica de América Latina y de China preocupa.
Existe gran incertidumbre si la debilitada actividad económicas en
América Latina y la ralentización en China se verá reflejada en los
datos de demanda petrolera", advierte la OPEP.

En cuanto a las perspectivas económicas, los analistas del grupo
petrolero mantienen sus estimaciones de un crecimiento global del
3,1 %
, tras el 2,9 % el año pasado, ambos datos sin cambios con
respecto al informe de marzo.

Los países industrializados crecerán este año un estimado 1,9 %
de media en 2016, frente al 2,0 % el año anterior. China e India seguirán tirando este año del carro con un fuerte crecimiento, del 6,3 y 7,5 %, respectivamente, mientras Brasil y Rusia se mantienen en territorio recesivo, con contracciones del 2,9 y 1,1 %, respectivamente.

Ante la perspectiva de una estabilización del mercado, sobre todo
en cuanto al equilibrio entre oferta y demanda, la OPEP asegura en
el informe de hoy que los especuladores en el mercado "han vuelto a
apostar por una subida".