Escucha esta nota aquí

La decisión de cambiar de cárcel a Gabriela Zapata depende la justicia y no así de Régimen Penitenciario, según la explicación del ministro de Gobierno, Carlos Romero. La exnovia de Evo Morales permanece en el penal de Miraflores, donde existió un motín que exigía su traslado.

"La decisión de trasladar a la señora (Gabriela) Zapata a otro penal corresponde a un juez y no al Ministerio de Gobierno", manifestó hoy la autoridad a su salida de la reunión de Gabinete en Palacio de Gobierno. 

Conoce más: Ven que Zapata manipula y niegan envenenamiento

En la víspera existió una reunión de una comisión penitenciaria para evaluar la situación de la empresaria, que recibe el rechazo de las privadas de libertad del penal de Miraflores, quienes están "indignadas" ante el comportamiento de la mujer. 

Romero recordó que el primer traslado de la exgerente de la empresa China CAMC se produjo por el malestar existente en la cárcel de Obrajes, situación que se repite ahora, tras el motín de las internas de Miraflores el pasado lunes.

Lea también: ONU monitorea situación actual de Gabriela Zapata


Las reclusas dieron un plazo de 72 horas para que Zapata sea enviada a otro recinto, declarándose en "emergencia" y amenazando con ingresar a una huelga de hambre si no se lleva a la expareja del primer mandatario a otra cárcel. 

Ayer el Director de Régimen Penitenciario, Jorge López, garantizó la seguridad de Zapata y sostuvo que el "certificado médico forense establece que Zapata no fue envenenada, era denuncia falsa", asegurando su total seguridad.