Escucha esta nota aquí

El expresidente Gonzalo Sánchez de Lozada no testificó este miércoles en el juicio civil que enfrenta en EEUU junto con su exministro de Defensa Carlos Sánchez Berzaín por las muertes ocurridas durante la llamada "guerra del gas".

Al término del séptimo día del juicio, Joseph Sorkin, uno de los abogados de los demandantes, dijo al juez federal James I. Cohn que no iban a llamar al estrado al exmandatario como estaba previsto para hoy.

El juicio en Fort Lauderdale (a 50 kilómetros al norte de Miami) obedece a una demanda planteada contra ambos expolíticos por familiares de ocho personas muertas durante las protestas que llevaron a la renuncia de Sánchez de Lozada y los miembros de su Gobierno en octubre de 2003.

 

Sánchez Berzaín, quien sí testificó, señaló que durante la época de los disturbios de 2003 el actual presidente de Bolivia, Evo Morales, quien por entonces era líder sindical de los cocaleros, hizo un llamado público a "matar" tanto a Sánchez de Lozada como a su gabinete.

Además de las circunstancias que llevaron a Sánchez de Lozada y a los ministros a renunciar, Sánchez Berzaín habló del plan de exportación de gas, las reuniones para acabar con los bloqueos de vías y el desabastecimiento de combustible, y también de su trabajo en EE.UU. en la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA).

El jurado compuesto por diez personas deberá decidir si hallan o no responsables a ambos de las muertes causadas por el despliegue militar durante las protestas de 2003 en rechazo a un plan para exportar gas natural, entre otras reivindicaciones de comunidades indígenas y campesinas de La Paz y otros municipios aledaños.

El exministro Sánchez Berzaín comenzó este martes su deposición y hoy habló brevemente.

De igual forma, subió al estrado Víctor Hugo Canelas, que fue primer secretario de Defensa Social y después ministro de Gobierno (Interior) en el primer periodo de Gobierno de Sánchez de Lozada (1993-1997).

El abogado boliviano Germán Loza Aguirre, quien presidía para la época la regional de una asociación de surtidores de hidrocarburos de La Paz, conocida como Asosur, relató por su parte el tema del desabastecimiento de combustibles y las conversaciones que tuvo al respecto con altos funcionarios del Gobierno, entre ellos Sánchez Berzaín.

 

Durante el juicio, que comenzó el pasado 5 de febrero, han presentado sus testimonio más de una veintena de personas por parte de los demandantes, entre ellos familias de las víctimas, así como otros testigos y expertos, y queda solo pendiente para los próximos días el testimonio del exalcalde de La Paz Juan del Granado, según expresó hoy Sorkin durante el juicio.

En 2007, las familias de ocho de los muertos de las protestas conocidas como la "Guerra del gas" presentaron la demanda civil en Estados Unidos que las retribuirá con una indemnización en caso de ganarla.

Entre 60 y 80 civiles murieron en la "Guerra del gas" y más de 400 sufrieron heridas de arma de fuego.

Los demandantes responsabilizan de las muertes a Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín, por ser ellos en esa época los encargados por ley de ordenar la intervención militar para aplacar manifestaciones.