Escucha esta nota aquí

7/05/2015
Carlos Mesa está confiado en que el equipo jurídico boliviano se impondrá en la etapa de alegatos en la objeción presentada por Chile en contra de la Corte Internacional de Justicia, a la que considera incompetente para atender la demanda marítima.

Luego de los alegatos jurídicos presentados por el equipo de abogados bolivianos, ¿hay razones para estar optimistas?
Sin duda, hay que ser serenos, responsables, pero podemos ser optimistas y creo que podemos porque nuestro equipo jurídico demostró su consistencia.

¿Cómo y desde cuándo se prepararon los alegatos jurídicos presentados por Bolivia?
El presidente Evo Morales anunció al mundo que Bolivia iría a un tribunal internacional en 2011, en abril de 2013 Bolivia presentó formalmente su demanda a la Corte Internacional de Justicia en un documento base, ese mismo año el presidente Morales invitó al expresidente Eduardo Rodríguez Veltzé como agente, y en abril de 2014 lo hizo con su memoria completa. Por lo tanto, estamos hablando de cuatro años en los que hubo un trabajo preliminar para elegir los caminos que se iban a tomar.

Trabajó el equipo jurídico boliviano y luego con el equipo de asesores internacionales que hicieron esa brillante presentación. Es un trabajo de años que se desarrolló con una pulcritud, coherencia y seriedad extraordinaria.

¿Qué opina de la ausencia del canciller de Chile, Heraldo Muñoz, en la presentación de los alegatos de Bolivia?
Ese detalle no cambiará la esencia de las cosas.

Chile insiste en que el alegato tocó el fondo de la demanda, pero no la competencia de La Haya, ¿qué opina?
El primer elemento que se debe analizar es que si eso fuera verdad, estaríamos distorsionando el objetivo de la presentación del alegato chileno.

Chile dice que está planteando una demanda preliminar a la competencia y en consecuencia, si sus argumentos salen de esa naturaleza, estamos en condiciones de decir que aquí hay un escenario incorrecto, lo que Bolivia plantea es: señores de la Corte, lo que está en juego es el objeto de la demanda y estos son los compromisos hechos por Chile, reiteradas veces, de manera oficial y formal, de negociar con Bolivia para otorgar el acceso soberano al mar, al margen del Tratado de 1904 y esa no es una idea o concepto boliviano.

Es un concepto expresado por las autoridades de Chile a lo largo de más de 70 años que se comprometieron a negociar el acceso soberano al mar. Bolivia no quiere vulnerar el Tratado de 1904, porque no tiene nada que ver con la naturaleza de la demanda; argumentar que el tratado resolvió el problema de límites entre Bolivia y Chile no tiene sentido en esta demanda, probablemente sí en cualquier otra parte del mundo, pero no acá.

¿Por qué Chile insiste en que Bolivia quiere cambiar el Tratado de 1904 y los límites?
Es el único elemento que le permitiría llegar a una resolución de incompetencia de la CIJ, la forma que ellos pueden tener, pero por los acuerdos incumplidos es imposible que se le haga caso a Chile. La pregunta que se le debe hacer a la Corte es lo que dijo el abogado Payam Akhavan: señores miembros de la Corte, ¿cuál es el objeto de la demanda?, lo plantea Bolivia y no es el Tratado de 1904, que Bolivia reconoce y acepta su vigencia, sino los compromisos que después del Tratado de 1904 hicieron las autoridades chilenas a lo largo de casi un siglo, estableciendo su decisión de negociar con Bolivia para establecer un acceso soberano al mar. No es un tema de límites, sino de acuerdos incumplidos por Chile.

¿Chile trata de distraer a la CIJ?
Sí, porque el eje argumental de Chile no tiene nada que ver con la demanda, porque Chile pretende que el Tratado de 1904 sea el motivo por el que estamos aquí y, segundo, pretender que Bolivia quiere dinamitar el tratado y el conjunto de los acuerdos internacionales que son básicos para la estabilidad fronteriza del mundo, pero ambas premisas son incorrectas.

Bolivia no se acerca a la Corte para objetar ni parcial ni totalmente el Tratado de 1904, y cuando respeta el tratado también respeta la arquitectura internacional del derecho, basado en tratados y fronteras.

¿Qué les dice a los chilenos que rechazan el pedido marítimo de Bolivia?
Cuando Bolivia tenga su acceso soberano en un espacio geográfico razonable, que no afecte los derechos de los ciudadanos chilenos, ellos serán los que más celebren. Cuando esto llegue a buen puerto lograremos el acercamiento que ambos países merecemos y ojalá que los gobernantes entiendan que es un salida razonable,

entrevista carlos mesa