Escucha esta nota aquí

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó este lunes por unanimidad una resolución que ratifica el acuerdo nuclear firmado por Irán y las grandes potencias y que abrirá el camino al levantamiento de las sanciones internacionales que asfixian a la economía iraní.

El texto estipula que, con la condición de que Irán respete estrictamente el acuerdo, "se derogarán" las siete resoluciones adoptadas por la ONU desde 2006 para sancionar a Teherán por su programa nuclear.

La resolución prevé el levantamiento paulatino y condicional de las sanciones a cambio de garantías de que Teherán no se dotará de un arma atómica.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo que esperaba que la resolución envíe "un mensaje claro de que la abrumadora mayoría de países" reconoce que la diplomacia es "por lejos nuestro enfoque más sólido para garantizar que Irán no se dotará de una arma nuclear".

"Este acuerdo no responde a todas nuestras preocupaciones, pero si se aplica hará que el mundo sea más seguro", afirmó la embajadora estadounidense ante la ONU, Samantha Power.

Semanas decisivas

"Las próximas semanas serán decisivas", advirtió el embajador francés François Delattre. "Juzgaremos en la práctica la voluntad de Irán de que el acuerdo sea un éxito", añadió.

Según el texto de la resolución, el Consejo "ratifica" el acuerdo de Viena, "pide encarecidamente que sea plenamente aplicado según el calendario actualizado" por los negociadores e insta a los países miembros de la ONU a facilitar su puesta en vigor.

Ni bien el Consejo reciba un informe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) constatando que el programa nuclear iraní es a partir de ahora totalmente pacífico, "se derogarán" las siete resoluciones tomadas por la ONU desde 2006 para sancionar a Irán.

Estas resoluciones prohíben el comercio de bienes y servicios vinculados a las actividades nucleares iraníes, congelan los haberes financieros de personalidades y empresas iraníes e imponen embargos sobre armas convencionales y misiles balísticos.

El primero de esos embargos seguirá, sin embargo, en vigor durante cinco años y el segundo durante ocho. Al cabo de diez años, la duración de la validez del acuerdo de Viena, la ONU cerrará el caso Irán.

¿Qué pasa si Irán viola el acuerdo?
?

Pero si Teherán viola cualquiera de sus compromisos, el Consejo podrá restablecer todas las sanciones de manera casi automática.
Bastará con que uno de los cinco miembros permanentes del Consejo, que disponen de derecho a veto, presente una resolución que estipule que las sanciones sigan levantadas y luego vete esa misma resolución para que las sanciones sean restablecidas. 

Estados Unidos y la Unión Europea también impusieron sanciones económicas bilaterales a Irán, sobre todo en materia de energía y finanzas. El acuerdo de Viena también prevé su levantamiento progresivo y condicional.