Este sábado 31 de enero concluye el plazo para la inspección técnica vehicular en el país, proceso que encaró la Director Nacional de Fiscalización y Recaudaciones de la Policía (DNFR) el 13 de octubre del año pasado. En las últimas horas de este proceso, EL DEBER pudo constatar las largas filas en los 24 puntos fijos instalados en la ciudad de Santa Cruz y la queja por parte de los propietarios de los vehículos.

La mayoría de las quejas radica en lo complicado que fue realizar la reserva del lugar y hora para la inspección en el sitio web que dispuso la Policía (www.policiadnfr.gob.bo).

Otra de las molestias fue el tiempo que demoraban en realizar la inspección los uniformados por fallas en el sistema.

En el punto de control, los mecánicos revisan los sistemas: de dirección (volantes, muñones, etc.), eléctrico (luces, guiñadores, limpiaparabrisas), mecánico (fugas, frenos), acondicionamiento, accesorios para emergencia (botiquín, extinguidor, etc.), estado de la placa y otros.