Escucha esta nota aquí

Venezuela y Colombia inician la búsqueda de los responsables de herir a tres militares y un civil venezolanos durante un enfrentamiento el miércoles con supuestos contrabandistas en una zona fronteriza, choque que llevó al presidente Nicolás Maduro a cerrar el paso del oeste por 72 horas.

Venezuela comenzó el despliegue del operativo en las poblaciones de San Antonio y Ureña, fronterizas con Colombia por el estado Táchira, mientras que desde el país vecino, su canciller, María Ángela Holguín, anunció la "reacción inmediata" de la policía y el refuerzo de la frontera para "impedir que los delincuentes" cruzaran al país.

Maduro ordenó el miércoles el cierre de las fronteras de esta parte del país por 72 horas tras resultar heridos tres efectivos de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y un civil que se encontraban en labores de lucha contra el contrabando en la zona, según el jefe del Ejecutivo.

Estas cuatro personas fueron, dijo Maduro, "atacadas por la espalda" por dos motorizados "en un operativo muy a la usanza del paramilitarismo, con armas largas" y señaló que, por entonces, se encontraban en condición de salud delicada con heridas "de gravedad". Se desconoce cómo se encuentran actualmente.

Sin embargo, el gobernador de Táchira, José Vielma Mora, indicó que el enfrentamiento se produjo cuando los uniformados interceptaron a unos presuntos contrabandistas con "un cargamento de mercancías listo para llevar a Colombia".

Contrabando y cierre de fronteras

Las subvenciones a la gasolina -la más barata del mundo- o a determinados alimentos y productos de higiene personal en Venezuela suponen amplios márgenes de ganancias para los contrabandistas y han facilitado esta práctica ilegal, sobre todo hacia Colombia, a través de la porosa frontera de 2.219 kilómetros que comparten.

Para enfrentar este problema, Venezuela ordenó hace semanas, con el apoyo de Colombia, el cierre nocturno de los pasos fronterizos de esta área, una medida que hasta la fecha no se ha levantado.

Holguín calificó este jueves la orden de clausurar por 72 horas la frontera como "una decisión soberana" del Gobierno venezolano y reveló que desde Caracas se les informó de que al menos uno de los atacantes resultó herido y podría dirigirse a algún hospital en el país.

Por su parte, Maduro informó que pronto anunciará nuevas medidas de seguridad para "ir formulando una política superior de estabilización" de la frontera y aseguró que se implementará "un marco jurídico nuevo" en la misma que comienza con este cierre de tres días, aunque no precisó detalles.

Maduro y su par colombiano, Juan Manuel Santos, firmaron en agosto del año pasado a una batería de acuerdos para luchar contra el contrabando fronterizo.